Fortalecer la enseñanza para el acceso: lo que damos a leer

Por María Alejandra Batista

Con el mayor volumen de información tenemos a disposición más cantidad de fuentes para enseñar y para aprender. La característica es que están diseminadas, se presentan en distintos formatos, estilos y diseños; responden a diversos propósitos, y no siempre han sido creadas específicamente con fines educativos o para ser trabajada en contextos escolares.

Los docentes, en este escenario, necesitamos volver a preguntarnos y revisar:

  • qué fuentes de información utilizaremos en las clases,
  • de qué modo las combinaremos y articularemos en la propuesta didáctica,
  • qué estrategias de abordaje crítico, creativo y responsable tendremos que implementar.

La propuesta del especialista e investigador español  Daniel Cassany  nos puede ayudar a pensar algunas cuestiones:

  1. Trabaja la interpretación de todo tipo de textos
  2. Utiliza textos auténticos
  3. Utiliza textos paralelos, opuestos o relacionados
  4. Incluye textos multimodales
  5. Aprovecha las prácticas vernáculas previas
  6. Evita la respuesta única o la corrección convergente
  7. Fomenta el diálogo entre el alumnado
  8. Pregunta sobre el propósito y el punto de vista del autor
  9. Fomenta la relectura y el análisis de los puntos relevantes
  10. Ayuda al alumno a relacionar la lectura con su mundo

En la selección y combinación de distintos tipos de textos, así como su abordaje, se pondrán en juego los saberes docentes que se complementarán con criterios y tácticas de adecuación a cada grupo de estudiantes y al tema que se pretende abordar.

Fortalecer la enseñanza

Acceder a textos valiosos en la web enriquece la experiencia escolar. Sin embargo, por haber sido pensados para otros contextos y destinatarios, es posible que contengan información que se da por supuesta o, incluso, utilizar términos específicos de la disciplina que los estudiantes aun no dominan. Y, por esto, resultarles inaccesibles. Por ejemplo, los docentes pueden conformar un corpus de lecturas integrado por:

  • una conferencia  (en texto escrito o video),
  • una entrada de tipo enciclopédica como la que puede darse en el diccionario especializado o en Wikipedia,
  • textos clásicos de la discplina,
  • un conjunto de testimonios.

Aun sin conocer el contenido, podemos advertir que difieren en la época en la que fueron escritos, en el tratamiento del tema, en los géneros a los que responden, en sus finalidades, etc. Tal diversidad requiere una intervención docente que, en la medida en que sea necesario,:

  • reponga información que se omite, o se supone, y aclare algunos conceptos;
  • contextualice cada producción: quiénes hablan, desde qué perspectivas teóricas, en el marco de qué disputas, etc.;
  • diferencie distintos tipos de fuentes en la producción de conocimiento;
  • trabaje con sus estudiantes en la identificación de las marcas de la enunciación a partir de las cuales se deduce el destinatario del texto, las voces con las cuales polemiza, las que utiliza para construir o fortalecer sus argumentos, las secuencias expositivas y las argumentativas, etc. La identificación de estas “marcas” ayuda  mucho a los estudiantes en la comprensión del texto y, además, son habilidades transferibles y requeridas en los estudios de  nivel superior;
  • organice la lectura y reflexión sobre los entornos de publicación. El objetivo no será solo identificar datos que den cuenta de la validez de la información por el prestigio de quien la publica sino, también, reconocer elementos del paratexto, para comprender mejor las relaciones entre un texto y su contexto;
  • incorpore elementos para el análisis de imágenes y textos audiovisuales;

Con todo aquello nuevo que creemos que vale la pena incorporar en el diseño de la experiencia de aprendizaje de nuestros estudiantes, ampliamos y diversificamos, sin dudas, el acceso material a la información.

Sin embargo, no debemos descuidar los aspectos e intervenciones que tiendan a asegurar el acceso simbólico: contextualizaciones adecuadas, información complementaria, vinculación con el mundo y con las prácticas vernáculas previas, enseñanza de estrategias de lectura que permitan realizarla en forma reflexiva y crítica, de una lectura capaz de dar cuenta de la lógica del texto y sus condiciones de producción.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s