Archivo de la categoría: Publicar, comunicarse

El lenguaje audiovisual y la importancia de la enseñanza en la etapa escolar

Por Pablo Rovito

Democratización del acceso

¿Por qué es importante producir imágenes propias?

Plan Nacional de Inclusión Digital Educativa. Encuentro nacional de equipos territoriales. Pablo Rovito:  El lenguaje audiovisual y la importancia de la enseñanza en la etapa escolar. Buenos Aires, 5 de marzo de 2015.

Las producciones audiovisuales en la escuela

Por Sabrina Farji

El punto de vista

El punto de vista y su desarrollo

Difusión del material

Los jóvenes y la producción de sus propios contenidos

Plan Nacional de Inclusión Digital Educativa. Encuentro nacional de equipos territoriales. Sabrina Farji: Las producciones audiovisuales en la escuela. Buenos Aires, 26 de febrero de 2015.

Sobre Twitter: yo tuiteo, nosotros tuiteamos… con hashtags

Por María Alejandra Batista

Continuamos dando nuestros primeros pasos con Twitter

El hashtag es una forma de categorizar y etiquetar el mensaje con el propósito de identificarlo y agruparlo con otros. Se utiliza el símbolo «#»  precediendo la categoría. Por ejemplo, #InclusionDigitalEducativa.

El hashtag es una forma de organizarse: en la medida en que se acepta un cierto hashtag para tuitear acerca de algo, se hace más fácil encontrar ese tema en la búsqueda. Por ejemplo, si tratamos de localizar qué se dice sobre #InclusionDigital, Twitter arroja como resultado los mensajes que se han “categorizado” de ese modo. Cuanto más minientradas se escriban bajo un mismo hashtag, este se convierte en tendencia (trending topic).

Nosotros mismos podemos crear nuestros hashtags. Lo importante es tener en cuenta que estos serán útiles en la medida en que sean comprensibles para los demás.

Si bien el hashtag (#) aparece como un símbolo relacionado con redes sociales, podemos ver que tiene su historia:

The history of the # hashtag (en ingles)

–  Historia del # hashtag (adaptación en español)

La propuesta es que en sus próximos tuits empiecen a usar hashtags tanto para buscar como para publicar.

¿Cuál es tu mejor perfil?

Por María Alejandra Batista

¿Cómo nos damos a conocer a los demás? Una de las primeras acciones para configurar nuestro usuario en las redes es elegir el nombre y subir una foto. En el mundo puede haber muchos Juan Pérez, pero en la red, sabemos que no. Tendremos que encontrar la variante que nos parezca más conveniente, anteponiendo, en Twiter, el símbolo “@”: @juanperez, @juan_perez, @juanp, @jperez, @jp. La leyenda que acompañe nuestro nombre, junto con las imágenes que elijamos, serán un primer punto de identificación y reconocimiento.

Decidir a quién seguimos, también, es parte de la construcción de nuestra imagen digital, de los usos que pensamos para esta red y de la comunidad en la que queremos insertarnos.

Cuando elegimos una herramienta de comunicación y publicación como el Twitter, imaginamos o definimos ciertos propósitos, ciertas cosas que creemos que allí van a ocurrir, ciertas intervenciones de nuestra parte y, también, un cierto «público destinatario» o perfil con el cual proponemos entrar en contacto o en red.

Más o menos conscientes de los objetivos de comunicación con los cuales utilizamos determinadas aplicaciones es importante hacerse preguntas como: ¿es válido, pertinente o conveniente el perfil que he construido en Twitter para cualquier tema o ámbito? Por ejemplo, podemos tener un usuario con la idea de seguir noticias de actualidad, comentar trivialidades de lo cotidiano, expresar ideas políticas o estar en contacto con nuestro cantante favorito. La pregunta que nos hacemos muchos docentes es si este perfil es adecuado para conformar redes con nuestros alumnos y colegas. Lo que está puesto en juego aquí es un cierto marco por el cual filtramos lo que es y lo que no es pertinente en esa red con ese perfil.

Creemos que no hay respuestas únicas y definitivas. Es parte del análisis y de las decisiones a tomar: ¿esa red «soporta» comentarios de otra naturaleza? En otras palabras, ¿se genera confusión en los objetivos de comunicación?, ¿los seguidores podrían recibir “sin contradicciones” tuits o mensajes que salen del tono y tema que los convoca? Si es compatible, es recomendable mantener el mismo usuario; si no,  tal vez sea mejor crear uno nuevo, con otros fines y propósitos.

Si bien, en el fondo, somos las mismas personas con distintos intereses, gustos y esferas de actuación, en las redes gestionamos nuestra imagen construimos un perfil desde el cual calculamos y decidimos cada una de nuestras intervenciones.