Archivo de la categoría: Experiencias para compartir

Gestión del cambio: el caso de la Escuela Ernesto Sábato de Tandil, Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires

Encuentros Conectar Igualdad, Paraná, provincia de Entre Ríos, 13 y 14 de septiembre de 2012

Compartimos la idea de que en las escuelas hay liderazgos que impulsan procesos de cambio y mejora. Que son muchos de ustedes quienes están en inmejorables condiciones para presentarnos sus experiencias de liderazgo, sus estrategias de innovación. En cada uno de nuestros encuentros impulsamos el interaprendizaje solicitando a uno de nuestros invitados a compartir sus experiencias con sus logros, sus barreras, sus resultados, y las lecciones que dejaron esas experiencias.

Invitamos hoy a Tomás Landívar, director de la Escuela Ernesto Sábato (UNICEN) pues nos llamó la atención diversas iniciativas que refleja el portal de su escuela, y que él tiene la generosidad de exponer a continuación:

Armamos la página el año pasado con una finalidad, y como no  funcionó muy bien, la complementamos con Facebook. Ahí sí descubrimos un potencial interesante en la complementación del sitio institucional y el Facebook. El sitio de la escuela contiene un registro histórico de todas las actividades, como ven en las distintas solapas, les pediría que me indiquen las que le resulten más pertinentes y profundizamos ese aspecto. Voy a hacer hincapié en lo que me parece que es importante pero les pido a todos que intervengan. La página nació espontáneamente con un chico de sistemas que estaba trabajando en el laboratorio, un día charlando después del almuerzo. Empezamos a conversar sobre la página a armar, primero salió un modelo, luego otro que se fue mejorando.

Quiero compartir un par de cuestiones globales que tienen que ver con la idea de comunicación institucional, de lo que queríamos mostrar. En primer lugar queríamos tener un vínculo más ágil con la comunidad, brindar elementos que estén disponibles en la página para que todo el mundo pueda acceder a ellos, y también presentar a la sociedad el espíritu de la escuela a través del sitio, porque como todos sabemos nuestra función se ubica como la feta de un sándwich, estamos entre los alumnos, los padres, los docentes, las autoridades, el consejo superior.

Nuestra idea…

El propósito fundamental entonces es que cuando todos, o cualquiera de ellos, necesiten informarse dispongan de datos institucionales  objetivos, que todos puedan poder remitirse a un solo sitio. Fuimos incorporando paulatinamente distintos datos, se fue haciendo un registro de todo lo realizado por la escuela, en el área de extensión, cursos, formación, capacitación, jornadas, congresos que se han ido armando desde los distintos departamentos, proyectos y más.

Fue una política inicial que los departamentos organicen al menos una vez cada 3 años algún tipo de encuentro  (esto funcionó 2 años, después no funcionó más). Proyectos es un área que está funcionando muy bien, ahora con subvención desde la Secretaría de Extensión. Nuestra escuela presentó nueve proyectos en los que efectivamente se encuentran trabajando los docentes, esa es la clave, rescatar trabajos que los docentes no alcanzan a valorizar con relación al impacto que pueden tener en la comunidad. Están haciendo a nivel áulico proyectos muy interesantes que con un financiamiento pueden extenderse a otras escuelas.

Uno de los objetivos de nuestra Universidad del Centro, tanto de la escuela Adolfo Perez Esquivel como la nuestra (Escuela Sábato), compartimos el mismo proyecto educativo institucional y curricular que es el de trascender a la comunidad a través de distintas experiencias, un concurso regional de historias de la comunicación, artes en acción para la  promoción de los derechos de los niños a través del arte. Distintos proyectos que fueron presentados y están ahora en evaluación, con lo cual también van adquiriendo visibilidad y reconocimiento cada equipo docente con su propio proyecto y con sus prácticas cotidianas. Que el accionar quede formalizado en la página, es una estrategia importante en la que insistimos mucho.

Qué publicamos

El área de ingreso informa sobre  la política de nuestra escuela de ingreso por sorteo. Hay avisos, se incluyen las preguntas frecuentes de los padres (empezamos con dos páginas ahora hay diez), la planilla de preinscripción para que la comunidad pueda gestionar desde su hogar estas tramitaciones. También ponemos accesibles las normativas vigentes, el proyecto educativo institucional, sus cajas curriculares.

Estos contenidos han sido también consensuados con las facultades.  Cada facultad aporta lo suyo y genera articulaciones a veces un poco extrañas pero transparentes (por ejemplo, se puede ver “de cada pueblo un paisano”). Nuestro propósito, y esto lo remarco, porque a veces no se utiliza o comprende, es que los padres, los aspirantes a ingresar a las escuelas puedan consultar estos espacios. Otros lo harán a los efectos de presentarse en una selección docente. Es muy interesante, casualmente hace una semana, se presentaron 28 aspirantes para cubrir cargos de preceptor y suplencias. De ellos sólo uno había ingresado al sitio web  de la escuela. ¿Por qué? O los nativos digitales no entran a estos sitios formales, o tenemos que alfabetizar a esos nativos, o los analfabetos digitales tendremos que cambiar el estilo de comunicación porque evidentemente no logramos cumplir ese objetivo.

Otro proyecto es el Aula Virtual, elemento clave para poder complementar y expandir la enseñanza presencial. Hicimos una capacitación docente, en total entre docentes, preceptores y otros, alrededor de noventa a cien personas por cada escuela. Asistieron solo siete y de los siete solo dos trabajan con aulas virtuales. Sin embargo, la mayoría de los nativos digitales y de los viejos también,  trabajamos a través de distintos grupos de Google, de Facebook. Todos se comunican con los chicos pero ninguno formaliza la acción a través del Aula Virtual que brinda más prestaciones que estas otras herramientas y además permite un ámbito de diseño y control metodológico, de supervisión, para analizar que tipos de trabajos se emprenden y con cuáles resultados. No funcionó, sin duda hubo resistencias de diverso tipo, pero el Aula está viva e insistiremos porque ahí está, pendiente de ser explotada, de ser usada. Ahora lanzaremos otro curso.

Además, nuestra agenda tiene una serie de cuestiones que consideramos de relevancia para nuestras características de gestión. Los actos escolares son un capítulo especial, para nosotros cada acto escolar es un espacio muy importante de formación ciudadana, por eso,  todos los actos escolares nuestros, son actos con protagonistas o descendientes o allegados, de los próceres o epopeyas que se celebran. Hasta un descendiente del general Belgrano conseguimos invitar a nuestra escuela. Llevamos una memoria de los actos con los participantes, fotos, discursos, todos los actos son con debate, regulado por una serie de pautas, puesto que son actos de mucha participación, en los que se profundizan temas específicos. De esta manera, nos sirve a todos. La escuela arrancó con este proyecto en el 2004, así que desde ese año vamos incorporando materiales interesantes año a año.

En la solapa alumnos, encuentran el centro de estudiantes, tenemos la  Biblioteca Julio Cortázar, también el fondo editorial con la cantidad de visitas de consumo de literatura, tenemos un sistema especial de lectura por crédito, también aquí se puede ver cómo funciona. Está el listado de publicaciones, tenemos una Hemeroteca.

Además de la información institucional, cada una de estas páginas del sitio, propone algunos elementos para la interacción. También publicamos estadísticas. Como ven en la solapa de deportes y recreación, la información es cuantiosa, este es el tema  que a  los chicos les interesa y proveen  la información para este sitio.

A los docentes hay que presionarlos para que traigan la información a incorporar. Hemos logrado identificar acciones y solicitar al protagonista que nos mande la información formalmente elaborada para ofrecerla en el sitio. A mi criterio hay una resistencia y es resistir a la formalización del acto, del evento de la práctica, de la metodología.

Lo mío es insistir, si es preciso enviar 15 emails, hasta que pasan del chiste entre ellos a traérmelo para subir a la página. Con el Facebook fue más fácil, porque los chicos son los primeros en colgar y empujar al resto. Empezamos a rastrear en los grupos de Facebook, experiencias muy interesantes que queremos subir a la página, aunque tenga aquí un estilo más formal, más de mi edad, mientras que el Facebook se acera más a la edad de Martin que es el Ingeniero en Sistemas o estudiante avanzado que hace entrevistas a personas destacadas que han ido a la escuela.

Esto que ahora veo que colgaron y les muestro, me va a hacer quedar bárbaro. Miren. Un preceptor, estudiante de Geografia está haciendo su Licenciatura y realizando una práctica de Georeferenciación Educativa. ¿Ven ustedes, la matrícula, el plano de Tandil, las distintas cohortes, cómo se distribuyen en la ciudad? Se está haciendo un trabajo muy importante desde la Geografia,  mediante la georeferenciacion se va cruzando el plano de la ciudad con las zonificaciones de acuerdo al origen de nuestra matrícula, niveles socioeconómicos, servicios disponibles, etc. La idea es que al entrar en el puntito accedas al alumno con su legajo ya codificado, para poder tener toda la información completa y la devolución, incluso, a las familias. Este trabajo es parte de la tesis de licenciatura y nos viene muy bien para nuestra gestión. Entrando al plano de la ciudad, el puntito amarillo es la escuela, ahí ven la primer cohorte, ahí la segunda, es para ver la distribución según densidad poblacional. Estamos muy satisfechos porque tenemos chicos de toda la ciudad, como pueden ver aquí.

Evaluación y estadísticas institucionales

Me detengo en las estadísticas institucionales, porque es un tema que hemos discutido bastante. Nosotros llevamos muchas estadísticas institucionales, quizá por una obsesión personal. Entre otras cuestiones, llevamos registro y series de la evaluación docente. Los alumnos evalúan a los docentes cada año. Los directivos prestamos mucha atención a estos resultados. Esta evaluación, cuando vengan las netbooks la vamos a poder hacer online. Los alumnos evalúan en 16 variables a los docentes, variables que un alumno está capacitado para evaluar: puntualidad, presentación clara de los objetivos de la materias, devolución en tiempo y forma de las evaluaciones… Acá pueden entrar y lo van a ver. Lo hacen en una hoja, con una metodología especial antes de que termine el año. Se consolida la evaluación docente por parte de los alumnos, más las de los jefes de departamentos (sobre la base de observaciones, planificaciones, reuniones, etc), más la de directivos, para obtener la evaluación docente final. Aquí ven las 16 variables, pero no me voy a detener en cada una.

Ven aquí  la evaluación de los años 2009 al 2011, se saca un índice anual que se comapra con el del año siguiente, para inferir si fue mejorando o no. Por ejemplo, en este caso puntual, en la variable uno, un docente obtuvo 68 puntos en 2011, 65 en el 2010 y 76 en el año 2009. Bajó y volvió a subir, y pudo hacerlo porque los directivos orientamos a los docentes sobre puntos a mejorar. Los docentes tienen acceso al detalle de la evaluación personal.

Tomamos el registro mejor evaluado con 84 puntos históricos que corresponde a si el profesor se muestra dispuesto a contestar las preguntas, mientras que el registro peor ven que corresponde a si el profesor se interesa en conocer a los alumnos. Ustedes pueden ingresar y analizar si sirve a su institución.

¿Qué pasa con el docente mal evaluado? Los docentes mal evaluados, por supuesto, a veces se enojan y los bien evaluados están muy de acuerdo, y les parece bueno el sistema.

Un aspecto más: tenemos la evaluación docente según año y por departamento. Vemos cada departamento, cuál es la evaluación que tiene, no para provocar una competencia entre ellos. Pero es muy interesante ver que Matemáticas es el departamento con mejor evaluación y también el de Educación Física. Dos departamentos con particularidades  totalmente distintas.

Cada docente tiene un código asignado, de modo que el número 58, por decir un ejemplo, sabe que se trata de él, pero no sabe quiénes son en el resto de los códigos. Como docente puedo ver que en x variable estoy muy bien posicionado y en otra variable en otra lo contrario. Como la evaluación la hacen los estudiantes, es posible conversar con ellos, si el docente desea saber cómo mejorar.

Una cosa muy interesante, con miles y miles de evaluaciones hechas, es que solo muy pocas respuestas tuvimos que descalificar, porque había comentarios impertinentes o uno sospechaba intencionalidad, fueron mínimos los casos.

Recordemos que la vicedirectora y yo explicamos en cada división, con toda seriedad y con un discurso homogéneo, cuál es el procedimiento y, además, les hacemos comprender que el docente es un profesional que desea mejorar y ellos pueden contribuir de esta manera.

También en nuestro sitio pueden acceder ustedes a información sobre la trayectoria histórica de los egresados. ¿Qué estudian al año de haberse recibido? ¿Y a los cuatro años? Vemos que uno de cada cuatro chicos cambia de carrera. Ustedes podrán ver la ubicación de todos los chicos, de todas las universidades, las carreras que siguen, etc.

La pregunta que nos motivó para registrar la trayectoria posterior fue ¿Qué pasa con las orientaciones?  Descubrimos que en realidad no orientan, antes teníamos un mejor sistema de orientaciones. Ya tenemos cuatro o cinco cohortes evaluadas, por eso uno ya puede sacar conclusiones sobre más de 380 egresados.

Tenemos otras series estadísticas, como la procedencia de los alumnos, y la evaluación de padres. Cada tres años se hace una evaluación institucional, los padres evalúan a los preceptores, a los docentes, a los directivos. Se analiza la relación docente- alumno, alumno-alumno. Tienen disponibles todos los protocolos si desean buscarlos.

Este otro enlace es un espacio para graduados, cada cohorte, la foto de ellos, las vías de contacto, para que puedan encontrarse y conservar el vínculo. En este otro sitio tenemos al personal con sus fotos, premios menciones, reconocimientos.

Incluimos aquí documentos académicos, esta parte no funciona tan bien, dependemos de que los docentes que publican papers nos los entreguen para ponerlos en el sitio, y no nos resulta fácil lograrlo. Nos encantaría publicar quiénes son los docentes y sus respectivas producciones, ya que tenemos personal de las facultades que participa de congresos y publican trabajos académicos habitualmente.  Lo que ven hoy publicado es una serie que dirigí yo, y después no hubo más material entregado a este efecto, veremos qué hacer con esta cuestión

Además, quiero presentarles nuestra área de Derechos humanos, hemos participado del proyecto Jóvenes y Memoria de la Provincia de Buenos Aires. Nosotros somos referentes regionales, 39 escuelas participan anualmente. El Programa expresa la impronta de la escuela respecto a los derechos humanos. Las visitas que hemos tenido y los eventos han sido con la participación de muchos chicos, en los distintos proyectos y de los distintos años. Se producen diversos videos Reaparecer, Mujeres y Militancia, Pasos en la Esclaera, Memoria en Ruinas ( sobre un centro clandestino de detención en Tandil), entre otros. Aquí están subidos los videos, las producciones, los trabajos de los chicos, el trabajo de investigación.

En síntesis, la página iba a ser un instrumento de comunicación, que no fue tan flexible como pensábamos, porque la gente no nos acercaba la información, la teníamos que ir a buscar e insistir. Pero cuando hicimos el Facebook de la escuela se adquirió un dinamismo que nos llamó la atención porque no solamente nos sirve para informar noticias cotidianas, sino que armamos grupos de docentes por cohorte, lo que nos permite una comunicación interactiva muy interesante, discusiones muy fuertes a veces, como con el tema de títulos demorados por el Ministerio. El facebook tiene esto, nos permite un espacio más interactivo, más horizontal, y al identificar allí experiencias, las rescatamos y vamos nutriendo nuestro sitio institucional. Hasta aquí es lo que tengo para decir, no se si alguno quiere saber algo más. (Aplausos)

Gestión del Cambio: el caso de la Escuela de Agricultura y Sacarotecnia (UNT)

Encuentros Conectar Igualdad, San Salvador de Jujuy, provincia de Jujuy, 29 de junio de 2012

Compartimos la idea de que en las escuelas hay liderazgos que impulsan procesos de cambio y mejora, y que son muchos de ustedes quienes están en inmejorables condiciones para presentarnos sus modelos de innovación. Impulsamos el interaprendizaje para compartir experiencias de liderazgo, con sus barreras, sus resultados, y las lecciones que dejaron esas experiencias.

Invitamos hoy a Edgardo Grasso, Director de la Escuela de Agricultura de Horco Molle (UNT) quien va a presentarnos una innovación que lo llevó a liderar en su escuela el proceso de certificación de calidad de su institución.

 

Presentación del caso. Edgardo Grasso

Como Noemí me pidió que explicara brevemente el proceso en el cual empezó la Escuela de agricultura  y sacarotécnica de la Universidad Nacional de Tucumán, yo les hice una breve síntesis año a año acerca de cómo se fue implementando este sistema de gestión de la calidad, según normas ISO 9001 y 9008. “ISO” significa Organización Internacional de Estandarización.

Para certificar calidad existe un manual de procesos que nos indica que es lo qué se debe hacer. Lo que no nos indica es cómo hacerlo o cómo implementarlo en las escuelas. Ese fue el gran desafío.

De modo que en el año 2007, la escuela de agricultura fue convocada por la Fundación Bunge y Born desde Buenos Aires para participar en un proceso de certificación.

Se inscribieron 54 escuelas de todo el país, de modalidad agropecuaria… A través de un jurado que estaba integrado por el Doctor Llach, el Profesor Van Gelderen y el Decano de la Facultad de Agronomía de la UBA, se seleccionaron las escuelas y la nuestra quedó en el sexto lugar.

Comenzamos en febrero de 2008 el proceso de capacitación de dos líderes que tenía que designar cada  institución, de los cuales uno tenía que ser un directivo. Quien les habla participó junto a otro docente de la institución.

En realidad, cuando me dijeron que habíamos sido elegidos y que en febrero del 2008 comenzaba todo, tengo que ser honesto: ni yo ni nadie sabíamos muy bien en qué nos metíamos, pero como me encantan los desafíos, como director  dije que sí pero…. no sabía quién me acompañaría todavía.

Después, comencé a crear estrategias,  a convencer,  a participar, a entregar información para lograr aunar recursos humanos dentro de la institución. Y comenzamos a capacitarnos desde febrero de 2008 y hasta  febrero del 2009. Una vez por mes íbamos a Buenos Aires, con gastos a cargo de la Fundación, para que nos fueran instruyendo acerca de cómo ir armando nuestro manual de procesos, sin que implicara eso ningún cambio curricular.

Quiero que quede claro, en nuestra escuela de agricultura estamos bajo el sistema EMETA (Programa de Expansión y Mejoramiento de la Educación Técnica Agrícopecuaria). El hecho de estar certificando bajo normas internacionales no significa que hayamos que tenido que cambiar el plan de estudio, sino que simplemente incorporamos nuestro proceso académico al proceso de certificación.

Cada uno debió describir qué hace y cómo. Hemos sido orientados por el coordinador nacional del proyecto, quien fuera durante más de 20 años el Director de la escuela agrotécnica de Tres Arroyos, una escuela que ya lleva 13 años certificada. También, recibimos capacitación a través de conferencias de expertos.

En este marco, toda formación e información debíamos hacerla circular.  Otro gran desafío: ¿a quién le confiábamos la socialización institucional de la información? Tuvimos que empezar a trabajar con lo que denominamos “los promotores”. ¿Y quiénes iban a ser promotores? Las personas a las que interesara el tema, que les interesara el desafío y que además estuvieran dispuestas a acompañarnos.

Como les dije, yo empecé solo. Gracias a Dios, hubo gente que comenzó a mostrar interés, los que se sumaron como promotores fundamentalmente dirigiendo o tratando de concientizar a los jefes de departamento, a los jefes de sección, porque la certificación abarca tanto al área administrativa como a la académica.

No podíamos, como hacen las empresas, certificar una sola área, el ente certificador dijo “o toda la escuela en general o nada”. No podíamos hacer, como Telecom que tiene certificada bajo normas ISO la facturación y la atención al cliente. Nosotros tuvimos que certificar todo.

De tal manera que los promotores que fueron 5 en un comienzo y luego llegaron a ser 15, se fueron sumando. A ellos nosotros les transmitíamos la información cuando volvíamos de Buenos Aires y ellos se encargaban de distribuirla al resto del cuerpo docente. De esta manera, una vez que finalizó la capacitación, comenzamos ya a trabajar sobre la conformación del manual de procesos. Esto significa que cada docente, cada jefe de departamento, el secretario administrativo, el jefe de concurso, el bibliotecario, el de maestranza… todos tuvieron que escribir qué es lo que hacen, cómo lo hacen y cómo desenvuelven el proceso.

Siempre se trabaja teniendo en cuenta que la Norma ISO establece como premisa fundamental “decir lo que se hace, hacer lo que se dice y documentarlo”.

En el sistema educativo es extremadamente difícil implementarlo y ustedes saben bien lo que estoy diciendo. Igualmente logramos armar el manual con tanto entusiasmo porque, evidentemente,  tuve y tengo aliados todavía. Como Noemí dijo en un comienzo de esta charla, hay aquellos que se incorporaron y siguen incorporados, están los que nos miran pasar y no nos dicen nada, y están los que nos miran pasar y nos ponen un palo en la rueda, y todos esos casos existen y tenemos que convivir. Entonces, el desafío es incorporar a  los que están mirando y no hacen nada…..Hacerles ver las ventajas que tiene la certificación, para que se incorporen.

De todas maneras, con los promotores, con esos docentes se llegó a establecer y a implementar  un manual de gestión de la calidad que se divide en 8 capítulos, en los cuales se describieron sesenta procesos críticos claves. Para que tomemos nota de la dimensión: se describen en  Telecom cinco y en Coca-Cola tres.

Esto demuestra el entusiasmo por lo complicado que es auditar un manual con sesenta procesos…porque nosotros “sufrimos” las auditorías externas y también las auditorías internas, lo que también es muy innovador y bastante resistido…. pero al comienzo, ya no.

En el manual de procedimientos se establecen procesos físicos que están simplemente relacionados a la enseñanza y al aprendizaje. También se establecen procedimientos de soporte como por ejemplo sección mantenimiento, sección de biblioteca, todo lo que posibilita el proceso de enseñanza y aprendizaje.

En el año 2009, una vez concluido el manual, lo sometimos a la auditoria del ente certificador que es un ente internacional con sede en Noruega y subsede en Brasil, y obtuvimos la pre-aprobación.

“Sufrimos” en el mes de marzo y abril del 2009 unas pre-auditorias que duran  2 días, donde nos dejaron algunas observaciones. Tuvimos que corregirlas y en el mes de mayo del 2009 vino la auditoría propiamente dicha que duro tres días y que auditó cada uno de los procesos que habíamos escrito. Como en los tres días no podía auditar 60 procesos, anduvo por todas las áreas.

Se los sintetizo brevemente: se escribe y se audita desde cómo se limpia un baño por parte del personal de maestranza hasta como se confecciona un certificado analítico. Todo está escrito en el manual.

De modo que cada  persona,  tanto administrativa como docente, sabe lo que tiene que hacer porque lo tiene escrito. Aunque, además, hay la posibilidad de modificarlo porque se escriben versiones 1, 2, y sucesivas, eso está permitido.

En esa ocasión nos dejaron nueve no conformidades. En tal sentido, es importante aclarar que cuando hay observaciones menores se tienen que corregir para la próxima auditoria del año siguiente y, si son graves, hay que corregirlas para mañana mismo.

En realidad, una no conformidad mayor tiene como plazo 90 días para corregirla. De lo contrario, no nos recertifican, o no nos aprueban la auditoria de mantenimiento. A los 90 días vuelve el auditor para ver si esa no conformidad mayor ha sido levantada o no.

Son muy exigentes. En la primera auditoria de certificación tuvimos 9 no conformidades, de las cuales 6 eran menores y las demás observaciones fueron levantadas, de tal manera que se nos recomendó la  re-certificación.

En síntesis, ya certificamos por 3 años consecutivos, porque también la norma ISO dice que, año a año, debemos someternos nuevamente a auditoría para lo que se llama auditoria de mantenimiento. En el año 2010 vino el auditor, hizo la verificación de mantenimiento, levantó las no conformidades que había dejado en el 2009 y obviamente firmó lo que encontró.

En el año 2011 vino el auditor y levantó las no conformidades que había dejado  en el año 2010; a la vez nos dejó otras para el 2012.

En 2012 ya se nos venció el certificado, se nos vencía en mayo y hace un mes atrás cambió el auditor, porque vino un auditor nuevo, ellos van rotando. Nos hicieron la auditoria de recertificación en donde nos encontró también 6 no conformidades menores.

Estas no conformidades menores las controlarán en el año 2013 cuando vengan a hacer la auditoria de mantenimiento. Lo primero que verifican es eso, si hubo acciones correctivas. Evalúan si levantan o no las no conformidades anteriores.

Por ejemplo, una de las no conformidades que detectaron es sobre el cronograma institucional completo. Lo señalo porque son las cosas que tenemos que los directivos tenemos que compartir, ya que son las que se nos pasan con el trajín de la gestión permanente.

En concreto, se trata de que en materia de capacitación docente y no docente, nosotros presentamos un cronograma anual a comienzos de año, debemos exponerlo en la primera reunión de personal que tenemos, se proyecta hasta fin de año y hay que cumplirlo.

Repito que lo que decimos lo tenemos que hacer, lo que hacemos lo tenemos que documentar. Eso es lo fundamental, de tal manera que estamos trabajando en las acciones correctivas, para lograr levantar esas no conformidades, la que les comenté y otras más que se registró.

La auditoría genera hallazgos, observaciones, recomendaciones, no conformidades, acciones correctivas o acciones preventivas recomendadas a la organización.

Lo que nos permitió esta iniciativa es haber entrado a un sistema innovador que mejora nuestra organización, cada uno sabe lo que tiene que hacer y cómo.

Revisando lo que vimos hoy como “resistencia al cambio” les confieso que resistencias tuvimos muchísimas, y tal como se dijo aquí, podemos confirmar que se originaban en definitiva en el  “no sé”, “no quiero”o “no puedo”.

Aunque debo subrayar que toda esta gente, los aliados del cambio, que se dispusieron a trabajar, los  lideres o los promotores, lo hicieron ad honorem.

No obstante, sé que muchos pensaban entonces: “¿por qué, si estoy haciendo bien las cosas, hace 25 años que estoy en la escuela de agricultura,  ahora tengo que ponerme a escribir lo que hago,  pero si en las planificaciones está?”.

No señor. Se trata de algo nuevo. Escribirlo bajo una metodología que normaliza los procesos.

La mayor resistencia de todas fue a la auditoría, en este punto, me quiero detener porque es innovador, y además es muy interesante.

Ustedes saben que es característico del docente ser supervisado o ser como nosotros lo llamamos auditado, en la provincia se utiliza la Supervisión…en las preuniversitarias creo que no.

Este  sistema de certificación de calidad, también prevé la participación de docentes o grupos de docentes que participan de las auditorías cruzadas, las auditorías internas. Deben auditarse entre los pares. O sea, un profesor de geografía va y audita a un profesor de floricultura en módulos de floricultura en el campo.

La inmediata resistencia se expresa en  “ pero, si yo soy ingeniero agrónomo o yo soy el floricultor, ¿por qué tiene que venir un docente de geografía a auditarme?”. Sin embargo, por ejemplo, el profesor de floricultura va a auditar al de matemáticas.

Esa es la lógica, porque lo que se audita es el cumplimiento del proceso documentado, no la persona. Quien audita a un par confirma si lo que escribió lo hace y lo documenta. Si así no fuera, el propio colega registra la no conformidad, y da un plazo para la acción correctiva. Por supuesto, no son auditorías sorpresivas, el programa de auditorías cruzadas entre pares se establece a principios de cada año, no es policíaca.

Entre marzo y abril hacemos el cronograma de auditoría anual, avisando que, por ejemplo, en noviembre va a ser auditado el departamento de agroindustria por la contadora. (Aplausos)

 

Preguntas de los colegas:

– ¿Por qué es obligatorio hacer auditorías internas de este tipo?

Porque si no se hicieran esas auditorías internas, seria una no conformidad grave en la auditoría externa.

-¿Cuál es el impacto en la institución, con todo lo complejo de este trabajo en relación al aprendizaje de los estudiantes o a la práctica docente? ¿Qué ganó la institución?

– Fundamentalmente el plantearnos la estrategia de la mejora continua. Lo que queda por mejorar lo encontramos nosotros mismos en la auditoría interna o lo encuentra la auditoría externa. Lo más importante que destaco es que en 4 años de estar bajo este sistema, yo diría que hoy el 80% de un plantel entre docentes y no docentes de 150 personas, se somete a la auditoría con naturalidad mientras que 3 años atrás eran totalmente resistentes.

– ¿Y la calidad del egresado?

– Justamente, la idea es mejorar de continuo en la búsqueda de un mejor proceso de enseñanza y aprendizaje, para formar egresados cada vez más competitivos. La tarea es secuenciar el trabajo en procedimientos con plazo y tiempos dentro del calendario escolar. Esto evidentemente mejoró,  desde lo administrativo hasta la gestión académica. Hay una secuencia, y tratamos de que se cumpla, mientras hacemos seguimiento para tener buenas auditorías. Esto no produce un resultado de un día para el otro, todavía nos falta muchísimo, vamos avanzando y se va entusiasmando más gente.

Como director que se lanzó a esto sin saber a dónde iba. Pienso que era como tirarse en paracaídas, al principio iba solo y después se sumaron… muchos. Recuerdo que en una reunión de personal anuncié “bueno el tren arranca, la locomotora sale, yo manejo y hay un montón de vagones,  va a parar en las diferentes estaciones…Quien quiere subir que suba, quien no que se quede esperando la próxima vuelta…”

Así se fueron subiendo todos porque están comprobando que estamos dando un orden y una mejora desde lo administrativo hacia el proceso de enseñanza y aprendizaje.

– ¿Costos?

– Esto lo financió la Fundación pero en el año 2009 la certificación, incluyendo las capacitaciones estaba alrededor de ciento diez mil pesos, no todas las Universidades podrían costearlo, pero pueden gestionarse aportes externos.

Inés ¿querés agregar algo?

Inés Martín (Escuela de Agricultura y Sacarotecnia-UTN):

Quiero mencionar cuestiones que la auditoría crea. Una es el temor de que descubran que hemos hecho algo mal.

El único mensaje que me gustaría dejarles es algo que me quedó grabado cuando el primer auditor que fue a la escuela nos dejó la primera conformidad. Estábamos todos con mucha ansiedad, a la expectativa, porque teníamos miedo de no certificar, temíamos pasar vergüenza. El auditor nos dijo “no es vergüenza no certificar en primera instancia, incluso es a lo mejor conveniente para que sepamos cuáles son los factores que tenemos que corregir, para lograr certificar en una segunda instancia”.

Es más importante sostener la certificación que certificar por primera vez. Por eso  creo que el camino que estamos recorriendo ahora es mucho más difícil.  Ahora tenemos mayor trabajo que en aquella oportunidad porque tenemos mayor compromiso para sostener esto, puesto que fuimos capaces de generarlo desde el desconocimiento.

Tuvimos que adaptar,  adecuar a la escuela en los sistemas de seguridad porque también está basada en las normas ISO,  fundamentalmente en las normas IRAM. Pudimos hacerlo también porque tuvimos la gran colaboración del señor Rector y de la Vicerectora Alicia Bardón, dispusieron el aporte económico necesario para que la escuela se readecuara con salidas de emergencia, con todo lo que significa estar bajo normas internacionales, tanto en la normativa ISO como en las normas de seguridad. (Aplausos)

Conclusión

En materia de esta experiencia, tan atractivamente presentada, volvemos a resaltar el factor liderazgo. No estamos frente a directivos que pensaron esto no lo hace nadie y por qué yo tendría que correr riesgos al hacerlo”,sino que estamos frente a equipos de conducción que tomaron a cargo su responsabilidad de innovar para mejorar su institución expresando de algún modo  “no somos  burócratas que solo se limitan a hacer lo que está en los procedimientos, podemos mejorar nuestra escuela y haremos lo posible para impulsar la mejora”.

Creemos que hay muchas experiencias de los colegios preuniversitarios que tenemos que compartir, porque nos hablan de la innovación educativa. La netbook que llega con el Conectar no es mágica, es una herramienta catalizadora, que permite llegar más rápido y recorrer con mejor calidad el camino que nos proponíamos. Pero no puede dibujar ni el rol de los líderes ni el camino que tenemos que recorrer.